Blog

La buena nueva de la escuela de meditación de baraka

Nos complace informaros que este curso hemos aumentado el número de participantes en la escuela de meditación de Baraka. Serán muchas las causas y condiciones que hayan producido este incremento de gente que quiere iniciarse o profundizar en el camino medio del cese del sufrimiento. Y yo me atrevo a jugar a este juego de las interpretaciones y poner sobre la mesa algunas de ellas que me parecen a mi significativas. Por su puesto que habrá muchísimas más razones, y para la gente que le gusta reflexionar, “rumiar” ….  pues le invito a seguir jugando a este juego después de acabar de leer el texto.

El dato es este: Este nuevo curso ya tenemos unas 50 personas en forma presencial y 78 online. Un total de 128 personas que acuden a Baraka a meditar.

Uno de las primeras causas, es la simple recogida del fruto de todos estos años de dedicación y trabajo tanto de los maestros e instructores y del compromiso por la práctica de los meditadores. Quien siembra cosecha. Quien brota va madurando.

Una segunda causa que se me ocurre es derivada de esta nueva situación de anormalidad en esta parte del mundo que se ha ido creando con nuestras acciones y no acciones (sin querer abrir un debate de los orígenes) y que ha dado lugar a nuevas experiencias como el confinamiento, sentimientos de soledad, miedo…. Es decir, a conectarse uno mismo consigo mismo e incluso con la añoranza de conectarse con la vida misma. Encontrando la fuerza, la motivación suficiente como para dar el paso de aquello que ya le estaba rumiando desde hace mucho tiempo en la cabeza: apuntarse a clases de meditación, coger la firme determinación de instaurar el hábito de la practica a su vida diaria.

Y para acabar (ya os digo que se os puede ocurrir muchísimas más…. Tantos como personas apuntadas… o más) añadiría una tercera: la posibilidad de hacerlo vía online. O bien accediendo a las grabaciones de las clases, o bien acudiendo desde su propia casa a las clases online en directo. Esto ha hecho posible que gente que vivía lejos, dificultad horaria, edad avanzada… pudiera tener la posibilidad de seguir profundizando en las enseñanzas o iniciarse en el camino.

 

Y aunque estemos sujetos a la impermanencia de la estabilidad de participantes de los grupos, estamos llenos de gratitud hacia la gente que participa en los grupos y hacia la vida por darnos la posibilidad de poder estar aportando nuestro granito de arena en el camino hacia el bienestar de todos los seres sintientes y no sintientes.

Para todos aquellos que queráis seguir indagando en el origen del sufrimiento, madurar psicológicamente y abrir un camino espiritual os esperamos en cualquiera de los formatos de clases que damos.

Para mas información: